lunes, julio 09, 2012

*LA HISTORIA ARGENTINA y LA HISTORIA LITERARIA*


Habría mucho que decir más allá de los límites de un artículo periodístico, sobre la falta de CRITERIO NACIONAL de nuestros ESCRITORES, embanderados en una IDEOLOGÍA ANTI-ARGENTINA.

Editó: Lic. Gabriel Pautasso

Escribe ALBERTO TARRUELLA
  
1.      La Historia de la Literatura argentina constituye una historia de dos siglos. El XIX y el XX. Es la historia de un país en que los cambios sociales se suceden vertiginosa. Lo evidente es que en el siglo XIX se escribe un gran poema, verdaderamente argentino, y dos generaciones de escritores argentinos, las de 1837 y 1880, que se afrancesan y afrancesan al país. Todo ese proceso continúa durante el siglo XX. El aprendizaje del idioma es mayor en esta centuria. Se tiene un sentido más claro de lo que es en realidad  la hispanidad. Vive RUBÉN DARÍO con su enorme caudal poético y el idioma castellano adquiere de nuevo una calidad que estaba perdiendo a través de una época de decadencia. A fines del siglo XIX y principios del XX se produce un RENACIMIENTO TEATRAL, se construyen los teatros de BUENOS AIRES. Aparecen autores por doquiera. La técnica  teatral, aprendida en EUROPA y en el género CHICO ESPAÑOL, de moda entonces en Buenos Aires, es aprovechada en los nuevos escenarios, con el entusiasmo que anima a los jóvenes de la época imbuidos por la energía que vence y avasalla toda la inercia que impide construir un TEATRO NACIONAL. Los nombres de los autores revelan un número elocuente. ¿Pero es verdaderamente un teatro argentino el que se quiere construir? Con el teatro pasa lo mismo que con LA NOVELA, EL ENSAYO, LA CRÍTICA. ¿Cuáles son los autores y sus ideas? La generación de 1837 estuvo de espaldas al país, renegó de lo más puro de nuestras tradiciones. GUTIÉRREZ del idioma, ECHEVERRÍA la religión, SARMIENTO de la patria. Lo mismo le ocurrió a la generación llamada de 1880. Hablaba y pensaba en francés. Era la época del LAICISMO, de la entrega espiritual y material del país. Un escritor como PAYRÓN trabajaba  para la MASONERÍA como la mayoría de los POLÍTICOS de ese tiempo. Sería difícil encontrar UNO que no fuera MASÓN. Existía un repudio general, desde el gobierno contra todo lo que fuera HISPÁNICO, contra el CATOLICISMO. Contra raíz tradicional de la patria, por parte de gobernantes y de escritores que sin grandes valores ESTÉTICOS, engendraban un movimiento ideológico que persistiría hasta muchos años después.

LA MENTALIDAD DE LOS ESCRITORES ARGENTINOS convergía hacia un LIBERALISMO tolerante y entregador y hacia el MARXISMO representado por el SOCIALISMO y el COMUNISMO. Los LIBERALES MARXISTAS se unieron en el parlamento: Congreso, en la política del NORMALISMO ATEO, en los diarios y luego en los LIBROS que escribían, subscribiendo y defendiendo la ARGENTINA entregada al extranjero. Una HISTORIA FALSAFICADA y una tanda de escritores mediocres llamados pomposamente: “las clásicos argentinos”. La herencia de DESARGENTINIZACIÓN fue recogida por un sociedad de escritores y por revistas liberales y marxistas, que actualmente defiende la EXTRANJERIZACIÓN de la ARGENTINA.  

2.      Habría mucho que decir más allá de los límites de un artículo periodístico, sobre la falta de CRITERIO NACIONAL de nuestros ESCRITORES, embanderados en una IDEOLOGÍA ANTI-ARGENTINA. En la “SADE”, sociedad argentina de escritores, se reúnen LIBERALES y MARXISTAS defendiendo una causa común; se reparten los cargos de común acuerdo, sin que haya entre ellos disensiones sobre el presente, el pasado y el futuro de la patria. Cierta revista, la revista “SUR”, representa el pensamiento LIBERAL entreguista de la hora actual. La revista es FRANCESA e INGLESA a la vez. Todo, menos ARGENTINA. Pero hay algo más todavía. Hay un escritor perteneciente a esta revista, que es el representante conspicuo de la generación de ESCRITORES que niegan a DIOS y a la PATRIA. Un escritor inflado por la propaganda marxista y liberal. Por los periódicos y la radiotelefonía. Desempeña el mismo papel que CANÉ con la generación del 80. Un escritor que está de moda, pero que no llega a ser celebrad, sino en los medios EXTRANJERIZANTES donde todavía se diviniza a DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO. Este escritor, JORDE LUIS BORGES es el heredero de todo lo ANTIARGENTINO que se gestó en el siglo XIX. Quiso ser cantor de los extramuros. Para eso creó el MITO de EVARISTO CARRIEGO, en un libro donde no dice nada. Quiso describir al hampón, al malevo, en “La  historia universal de la infamia”, donde intentó hacer una historia de los bajos fondos PORTEÑOS sin conocerlos. Todo es artificio en BORGES. Cuando habla de RELIGIÓN Y DE patria HABLA DE TEMAS QUE NO SIENTE HABLA DE TEMAS QUE NO SIENTE, de vivencias que no han conmovido nunca su alma. Es ANTICATÓLICO, y a pesar de haber imitado a QUEVEDO  durante muchos años ANTIESPAÑOL. Últimamente no ataca en forma brutal a ESPAÑA y a los escritores españoles. Empezó negando el sentimiento ROMÁNTICO, como los contenidos en el poema: “Los espejos”. El odio de este escritor hacia los grandes VALORES del ARTE UNIVERSAL se manifiesta en los disparates que ha escrito, que ha dicho radiotelefonía y por otros vehículos contra BEETHOVEN, contra EL GRECO, a quienes niega e insulta desconsideradamente  como escolar ignorante. BORGES es un ENDOMONIADO que incurre en blasfemias como la que incluye en “BIATHONATOS” (“Otras inquisiciones”, Emecé, Buenos Aires, 1960) donde afirma que CRISTO es un suicida. Niega la Religión de su Patria y su TRADICIÓN HISTÓRICA a través de toda su obra. Los grandes temas han desaparecido de sus libros. Cuando se acuerda de la Patria lo hace en forma humorística:

“Esas tarde tan claras en casa de un amigo a la vera de Banfield hube paz de suburbio; ví la tarde tirado igual que un soguerio y el cielo azul y blanco como nueve de julio”. 

3.      Al referirse al caudillo JUAN FACUNDO QUIROGA, construye una caricatura del héroe argentino, lo mismo que hacia ESTANISLAO del CAMPO con el gaucho “FAUSTO”. BORGES fue en su juventud uno de los promotores del movimiento ULTRAÍSTA en el periódico intitulado “MARTÍN FIERRO” y escribió por esos años algunos libros de versos como “Fervor de Buenos Aires”, “Luna de Enfrente”, “Cuadernos San Martín”, etc. Publica en antologías. Son conocidos sus libros de ENSAYOS donde hace gala de ingenio, desperdiciado en temas intrascendentes. Al final de su carrera literaria publica cuentos POLICIALES y, sobre todo, CUENTOS FANTÁSTICOS, JOSÉ MARÍA SOUVIRÓN, en su libro “El príncipe de este siglo” dice de los cuentos de BORGES: “Y el tono predominante es el de un MISTERIOSOTERROR, se parece, -pertenecer en muchas ocasiones a otro mundo en que LO FANTÁSTICO y LO DIABÓLICO se relacionan oscuramente”. En este libro, SOUVIRÓN estudia a BORGES como un escritor moderno inspirado por el DEMONIO.
En el camino de las negaciones, BORGES niega al MARTÍN FIERRO. No siente lo popular, lo verdaderamente POPULAR. Canta al ASESINO y al MALEVO, y todo esto lo hace en SENTIDO HUMORÍSTICO. ¿Cómo puede sentir la GRANDE ARGENTINA de los CAUDILLOS, la RECIEDUMBRE DE UNA ÉPOCA donde se forja la NACIONALIDAD, si es capaz de VIVIR la trascendente idea de PATRIA? Él es el arquetipo de un esteticismo que carece de vitalidad, de esa savia que debe nutrir las grandes obras de arte.


4.     BORGES  ES EL REPRESENTANTE DE UNA ARGENTINA DECADENTE, DESARRAIGADA DE LAS CREENCIAS FUNDAMENTALES QUE DAN FUTURO A NUESTRA NACIONALIDAD. ESTA ARGENTINA DECADENTE baila al compás de sonidos heterogéneos, donde LIBERALES, COMUNISTAS y PROGRESISTAS siembran el CAOS con el único fin de DESTRUIR las bases fundamentales de una sociedad inconmovibles, que son RELIGIOSOS, aunque no lo entiendan así los que se han afiliado al HEDONISMO y UTILITARISMO MODERNO, que iniciaron y propiciaron los ESCRITORES EUROPEOS DEL SIGLO XVIII y hoy contribuyen a acentuar la CRISIS destructora. La tarea de confundir los VALORES RELIGIOSOS y ESTÉTICOS es muy común de los escritores LIBERALES que ignoran las verdades de la religión y sitúan lo estético por encima de lo religioso como ÚNICA VERDAD. Así niegan el sentido religioso de la vida, a la tradición y al PAÍS en sus mayores magnitudes, en sus valores profundos, donde verdaderamente podríamos encontrarnos para construir UN ARTE VERDADERAMENTE NUESTRO.  

5.      De ALFREDO TARRUELA hay en nuestra Biblioteca volante CLEMENTE XIV: “La literatura de la Vuelta de Obligado” y “SARMIENTO y la RELIGIÓN CATÓLICA, a través de sus escritos”. En la revista-boletín del Instituto de Investigaciones históricas de JUAN MANUEL de ROSAS, de la época heroica del año 1960 al 1969. Conste.  
DIARIO PAMPERO Cordubensis *Nº 451
INSTITUTO EMERITA URBANUS
Córdoba de la Nueva Andalucía y del Tucumán, a 29 de mayo del Año del Señor de 2012. Fiesta de SANTA MARTA MAGDALENA DE PAZZIS, Viuda. Sopla el Pampero. ¡VIVA LA PATRIA! ¡LAUS DEO TRINITARIO! ¡VIVA HISPANOAMÉRICA! Ave María Purísima…! Gspp*